viernes, 16 de junio de 2017

EL COLOR DEL SILENCIO, de Elia Barceló

  

DATOS PRÁCTICOS:

Título: EL COLOR DEL SILENCIO
Autora: Elia Barceló
Editorial: Roca Editorial
ISBN: 978-84-16700-78-3
Páginas: 480
Presentación: Tapa dura con sobrecubierta








Cuando Montse, administradora del blog Con el alma prendida a los libros, me recomendó esta novela, no dudé ni un momento en que tenía que leerla. Cuando escribió un tuit diciendo que Elia Barceló escribía bonito, me entraron las prisas.

Y es que quizás os parezca exagerada, pero tener a esta bloguera como lectora de referencia me cuesta lo mío, por lo que no puedo tirar sus consejos en saco roto, porque siempre acierta.


LA AUTORA:

Elia Barceló (Alicante 1957) es profesora de Hispanística en la Universidad de Innsbruck (Austria) y escritora. Hasta la fecha ha publicado tres novelas de ciencia ficción: Sagrada (Ediciones B 1989), El Mundo de Yarek (Ediciones B 1994) -Premio Internacional UPC de novela corta de ciencia ficción 1993-, Consecuencias naturales (Miraguano 1994) y tres novelas juveniles: El caso del artista cruel (Edebé 1998) -Premio Edebé de literatura juvenil 1997-, La mano de Fatma (Alba editorial 2001) y El caso del crimen de la ópera (Edebé, en prensa) así como una treintena de relatos fantásticos y policiales en España y en el extranjero y un libro de ensayo sobre los arquetipos del terror en los relatos de Julio Cortázar: La inquietante familiaridad (egert Verlag 1999).

Su obra ha sido traducida a dieciocho idiomas, con gran éxito de público y crítica, considerándose como una de las autoras españolas más internacional de la narrativa actual.


SINOPSIS:
 
16 de julio de 1936, Islas Canarias. Un asesinato desencadena el golpe de Estado de Franco y el inicio de la Guerra Civil española.

20 de julio de 1969, Rabat, Marruecos. Una familia celebra el aterrizaje en la Luna en el jardín de una antigua mansión. Un asesinato tendrá lugar esa misma noche, destrozando el destino de la familia.

Madrid, época actual. Helena Guerrero es una artista de renombre internacional, conocida por las sombras que invaden sus cuadros y que, aparentemente, reflejan un misterio de su pasado que nadie ha sabido nunca explicar. Ahora, después de muchos años viviendo en el extranjero, en Adelaida, Australia, tres sucesos conspiran para traerla de vuelta a Madrid, tres episodios que reconfigurarán su pasado y su futuro: una terapia psicológica llamada «constelación», una boda en su familia y un correo electrónico de su distanciado cuñado le darán las pistas para descubrir qué sucedió realmente con su hermana Alicia, en 1969.  Junto con Carlos, su pareja actual, Helena irá en búsqueda de respuestas a las terribles preguntas que la han acechado durante toda su vida. Viajará a Rabat, a la antigua mansión de su familia, La Mora, y se adentrará de nuevo en los frondosos jardines que han resguardado, durante años, con recelo, un oscuro y silencioso secreto familiar, el mismo secreto que parecía hablar, desde hace mucho tiempo, a través del color y de las sombras de sus cuadros.



LA BELLEZA DE LAS SOMBRAS

Helena Guerrero, célebre pintora a nivel internacional, días antes de emprender viaje a España desde Australia -lugar en el que reside desde hace más de veinte años- para asistir al enlace de su única nieta, decide someterse a una "constelación familiar", una especie de pseudoterapia con la que pretende exorcizar los fantasmas del pasado y poder, de ese modo, enfrentarse de una vez a los miedos que la atenazan para que las sombras que la acompañan en su vida y en su obra, desde hace más de medio siglo, desaparezcan de una vez. Tampoco es que confíe mucho en este método, pero Carlos, su pareja, lo ha practicado en varias ocasiones y, en cierto modo, se siente presionada.


Todo comenzó a raíz del asesinato de su hermana Alicia, acaecido en Rabat (Marruecos), en 1969, cuando Helena tan solo tenía veintidós años. Concretamente el día 20 de julio, cuando la misión espacial Apolo 11 viajó a la Luna y Neil Armstrong pisó su superficie por primera vez, en la casa familiar, donde habitualmente veraneaban sus padres, ella, su hermana y su cuñado, dieron una fiesta a la que habían acudido unos cuantos amigos de distintas nacionalidades para celebrar precisamente el alunizaje. Alicia desapareció esa misma tarde cuando salió para recoger unas telas que iban a servir para decorar la casa. Su cadáver apareció al día siguiente entre la playa y las rocas que configuran la desembocadura del río Bou Regreg, a los pies de la fortaleza de los Oudayas. También había sido violada. Nunca se encontró a su asesino, a pesar de la investigación policial que se llevó a cabo y que dió como resultado que el movil del crimen bien pudo ser el robo de una valiosa pulsera de oro que llevaba puesta, aunque sí que hubo un chivo expiatorio, un ratero habitual que luego el tiempo, aunque tarde, se ocuparía de limpiar su memoria.

Este hecho, como no podía ser de otra manera, marcó un antes y un después en su existencia y una serie de circunstancias añadidas hicieron que las relaciones familiares se resquebrajasen por completo. De hecho, aunque se casó al poco de morir su hermana, tiempo después abandonó a su marido e hijo y se aventuró a seguir los dictados de su amor por el arte, recorriendo el mundo de punta a punta para convertirse en una artista ilustre, conocida a nivel mundial como un referente de la pintura moderna, ya que sus cuadros se han expuesto en los museos y galerías más prestigiosos del mundo. Primero se instaló en Tailandia, para después continuar en Bali y acabar recalando años después Australia. 

Desde entonces, arrastra una pena infinita teñida por una horrible sensación de culpa que la obsesiona y una personalidad con la que es difícil empatizar, claro que eso es solo al principio, porque a medida que avanza la historia empezamos a descubrir a una mujer que, como si de una cebolla se tratase, a medida que eliminamos capas, más allá de su arrogancia o unas formas que rozan lo agresivo en el trato por el tono cortante con el que se dirije a los demás, llegamos al núcleo para darnos cuenta que sus valores éticos y morales están tan arraigados que no siempre son apreciables.

Pero ahora ha decidido no perderse la boda de su nieta y, una vez en Madrid, se dan una serie de circunstancias que la obligan a no relegar por más tiempo lo que sucedió en su pasado: por un lado, su tía Pilar le ha entregado una caja que contiene documentación importante sobre su familia, que su madre se ocupó de recabar para hacérsela y llegar para que de ese modo pudiese descubrir la verdad de lo que sucedió medio siglo antes. Por otro lado, su cuñado y viudo de su hermana, se encuentra a las puertas de la muerte ingresado en una clínica madrileña y se ha puesto en contacto con ella, vía e-mail, para hacerle partícipe de una información que también guarda relación con su pasado y, a su vez, entregarle las llaves de La Mora, la casa familiar de los Guerrero, que ha venido disfrutando durante décadas como usufructuario del testamento de su esposa. 


COLORES COMPLEMENTARIOS
 
Si extraordinaria es la protagonista de esta historia, el resto de los personajes que aparecen en la novela están a la altura de la misma. La inmensa mayoría son sólidos, carismáticos y sumamente atractivos. Sus personalidades están perfectamente construidas y son creíbles al cien por cien.
Los más destacables, por su relevancia en la trama son:

- Goyo Guerrero: Padre de la protagonista. Militar desde que siendo un jovencito entró como cadete en el ejército, tuvo como mentor a Franco. Tras la Guerra Civil fue enviado a Marruecos en misión secreta, por lo que, aparentemente, dejó las fuerzas armadas para convertirse en un empresario. Franquista hasta la médula, llegamos a entenderle más allá de que compartamos sus actos.

- Blanca Santacruz: Madre de la protagonista, fue una mujer de una belleza incuestionable hasta su vejez. Morena, ojos verdes y muy elegante. Atrevida y tradicional a partes iguales, en cierto modo fue una adelantada a su época, es el reverso de la moneda de lo que su hermana mayor representa. Es la esposa y madre ideal, porque adora a su marido y a sus hijos hasta sus últimas consecuencias.

- Alicia Guerrero: Hermana de la protagonista, casi podría decirse que también lo es, porque toda la trama gira en torno a su persona. Casada con Jean Paul Laroche, tiene cuatro años y medio más que Helena. Rubia, delicada y elegante, posee una belleza fría. Estudió diseño en las mejores escuelas de París y Milán y creó junto con su marido una casa de modas que empezaba a repuntar justo cuando acaeció el fatal incidente y a la que pensaba incorporarse a trabajar Helena al finalizar sus estudios de Empresariales.

- Jean Paul Laroche: Esposo de Alicia, con el que se casó cuando apenas contaba veinte años. Con la ayuda económica de su suegro, fundó una empresa de diseño de moda junto con su mujer. Mantuvo una relación extramarital con Helena que duró un par de años y que terminó tras el asesinato de Alicia. En la actualidad se encuentra ingresado en una clínica madrileña aquejado de un cáncer galopante.

- Carlos: Pareja de Helena en la actualidad y editor de profesión, llevan dieciocho años conviviendo en perfecta armonía. Es un hombre tranquilo y paciente, con un talante impresionante. Cuando acude a Madrid, para asistir junto con Helena a la boda de su nieta, no duda en ponerse manos a la obra para ayudar a su pareja a desentrañar su oscuro pasado. De hecho, es él quien toma las riendas de la investigación, facilitando a Helena todo cuanto está en su mano. 

Pero además estarían unos cuantos más, no por ello menos interesantes, toda vez que aportan su granito de arena a una trama donde se conjungan distintos temas a cual más interesante, como Álvaro, el hijo que tuvo Helena con su primer marido y al que abandonó siendo muy pequeño. Es el prototipo del tiburón inmobiliario, capaz de hacer una fortuna aprovechando todos los recursos a su alcance, incluso los heredados; o Marc, hijastro del anterior, que ve en su afición por la pintura el instrumento con el que medrar o alcanzar la fama a cualquier precio. Caso aparte serían su nieta Almudena o su novio, Chavi, a los que al principio trata con cierto desdén para acabar abriéndose a ellos. 


CONTRALUZ

Gracias al contenido de la caja que Blanca entregó a su hermana Pilar para que ella a su vez se la entregase a Helena, podemos iniciar un periplo apasionante al lugar donde se ubican los deseos, sentimientos y pasiones de la familia Guerrero Santacruz. Será el perfecto contraluz, lo que se halla en la penumbra, para que de esa manera podamos reconstruir el mosaico que conforma la existencia de esta familia por medio de fotografías, cartas o documentos como si fuesen teselas. Asistiremos al origen del noviazgo de sus padres, a su boda, al inicio de la Guerra Civil, al cómo consiguieron llegar a Marruecos, estando Europa inmersa en la II Guerra Mundial y su instalación en Rabat pasando por Casablanca. Su asentamiento formal en La Mora, su rehabilitación, la llegada de los hijos o la muerte de Goyito, que tuvo a la familia de luto durante años para volver a remontar hasta el asesinato de Alicia. En definitiva, años de luces y sombras perfectamente documentados.

De hecho y por poner un ejemplo, la primera fotografía que aparece al abrir la caja data de 1922. En ella aparece la familia Santacruz Civera (Mariano y Carmen, abuelos maternos de la protagonista, la tía Pilar y su madre). Blanca tan solo tiene unos ocho años, su hermana Pilar, diez. La descripción de la imagen es impagable, por lo detallada que está, hasta el punto de que si realmente la tuviésemos ante nuestros ojos, seguro que no nos daríamos cuenta de tantísimas particularidades como se nos ofrecen.  Ocurre lo mismo con cada una de las que se nos van mostrando.


EL CONTRASTE DE LA LUZ Y LAS SOMBRAS

Quizás, si has leído hasta aquí y no sabes mucho más de El color del silencio, es muy posible que pienses que simplemente te estoy hablando de una magnífica historia envuelta en el misterio donde unos personajes, más o menos interesantes (eso lo dejo a tu elección tras lo poco que he podido extractar sobre ellos), intentan indagar sobre un asesinato producido tiempo atrás. Y llevarás razón, porque no he hecho otra cosa que hablar sobre ello. Pero no. O no en parte. Esta novela, aparte del misterio que la rodea, también podría considerarse hasta cierto punto histórica. No en vano, comienza con los prolegómenos de la Guerra Civil, cuando se inicia el noviazgo de los padres de la protagonista que enseguida se consolida porque el tiempo apremia y España se enfrenta a una sangrienta guerra de la que Goyo Guerrero tiene información privilegiada, al formar parte del núcleo duro de Franco. 

Para que te hagas una idea, si ya de por sí al comenzar esta novela estaba bastante sensibilizada con el tema, porque me acababa de leer Recordarán tu nombre, de Lorenzo Silva, cuando de golpe y porrazo me encontré con un suceso histórico todavía silenciado, como casi todo lo que tiene que ver con ese aciago momento de nuestra historia reciente, del que apenas tenía información y por poco me da un parraque. Reconozco que en parte fue por el modo elegido por la autora para relatarlo (absolutamente alejado del que venía utilizando a lo largo de la narración y el mejor para causar esta impresión). Como no quiero dejaros con la miel en los labios, os diré que este suceso no es otro que el asesinato del general Balmes en julio de 1936. Obviamente, esta información es real y está recogida por Ángel Viñas en su libro La conspiración del general Franco, una de las obras en las que la autora se ha documentado, junto con otras dos tituladas de igual manera: Franco, de Paul Preston por un lado y de Pablo Fusi, por el otro.

Y por si fuera poco, no son los únicos temas que se tratan en la novela: a los hechos históricos habría que añadir otros tan desagradables como el de los niños robados, la banalización del arte y alguno más, porque otra cosa no será, pero esta historia es toda una declaración de intenciones y Helena Guerrero el mejor instrumento para ponerlas de relieve.


MATICES DE COLOR

Prosa ligera, espontánea, detallista... también podría decir que es intensa y deslumbrante y seguir adjetivando hasta llenar mil páginas, porque lo que es indudable es que Elia Barceló tiene una habilidad narrativa poco común, que te envuelve en la primera página y ya no puedes dejar la novela. A mi me tuvo en vilo dos días (que conste que me da apuro decir que me puedo leer un libro en un periodo de tiempo relativamente corto, pero es que cuando doy con historias tan adictivas como esta, soy capaz de dejarlo todo plantado y dedicarme exclusivamente a leer)  y me ayudó a sobrellevar esta especie de pseudocanícula veraniega como si no existiese en realidad porque lo único que realmente me apetecía era leer y leer y dejarme llevar por las vicisitudes por las que iba atravesando, página a página, la protagonista de esta historia. 


Las descripciones son espectaculares, ya sean de escenarios concretos como a la hora de caracterizar a los personajes. Aunque puede que la estructura de la novela te parezca compleja, al alternarse en ella distintos hilos geográficos y temporales, te puedo asegurar que es uno de sus principales atractivos. En todo momento sabes en qué momento y lugar te encuentras. Del mismo modo, te maravillará la manera en que dan juego los documentos, cartas, correos electrónicos o fotografías con las que cuenta la protagonista -y sus ayudantes- para desvelar el misterio.


CONCLUSIONES:

Creo que ya va siendo hora de concluir, aunque llegado a este punto, creo que pocas dudas te pueden surgir a la hora de valorar esta novela por mi parte. ¿La considero imprescindible? Por supuesto. ¿Por qué? Pues aunque creo que ya está más que argumentado mi parecer, te diré que es una historia maravillosa, impecablemente narrada, con infinidad de recursos, con una trama que te dejará boquiabierto y por lo que para mí es importantísimo: porque la he disfrutado una barbaridad y porque tiene un final imposible de olvidar. Espectacular.

¿Te parecen motivos suficientes? Porque si no es así, tengo más, aunque prefiero que los descubras tú y luego me los cuentes.



18 comentarios:

  1. Archiduquesa, ¡has vuelto!
    Cómo me gusta verte levitar por una recomendación mía. Me encanta. Gracias por confiar en mí. Espero seguir acertando.
    Tu reseña, como siempre, a la altura de la novela.
    Y dije que escribía bonito, porque no se me ocurre otra forma de expresar lo que me transmitía.
    Hoy, como ves, no vengo pisando cristales. Discúlpame, es la calor. Pero no he pasado de puntillas, me la leído de cabo a rabo. Y me rechiflan los títulos que pones.
    Por cierto, creo que no te lo comenté, pero me enamoré de Carlos, porque lo vi muy Elías, un hombre de buen talante capaz de soportar a una loca y seguir con ella.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Madre del amor hermoso : menuda reseña. La compré ayer por tu culpa, que te vi en tuiter hablando lo mucho que te estaba gustando pero ya vi esta pedazo reseña tengo que ponerme con ella.
    Me encanta que las recomendaciones sean éxitos 😜
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Tiene aspectos que ahora mismo no me apetece encontrar en las lecturas, me falta ánimo. Lo guardo para más adelante.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muy buena reseña, igual que el libro. Porque ya lo he leído sino ahora mismo me ponía a ello.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Entre lo que dices y la puntuación que le das no me queda otra que leer la novela. Muy pronto te daré mis impresiones, pues de este fin de semana, o bien en papel o en electrónico, seguro que lo tengo en mis manos. Besos

    ResponderEliminar
  6. A eso lo llamo yo meter presión y de que forma. Sabes que mi tiempo es poco, pero es que desde que ha llegado el calor, lo paso de crucero, poco agradable de verdad, pero es lo que hay y me temo que este verano voy a tener que lidiar con un enemigo más. Me apetece un monton leerlo pero tengo tanto entre manos que quiero comenzarlo cuando lo vaya a disfrutar. Y como siempre muy buena reseña, hay que ver lo que nos haces sufrir para leerte jodía

    ResponderEliminar
  7. Imposible no apuntar este libro después de tu reseñón!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. La he leído por encima porque el libro esta en mi lista de pendientes para la semana negra, pero cuando la lea volveré por aquí.Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Una reseña muy completa sin duda. Gracias por compartirla :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Con muchas ganas de leerla después de oír hablar de ella en todas partes, caerá seguro. Por cierto, tu reseña ESPECTACULAR! Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Una reseña espectacular que hace que den ganas de salir corriendo a leerla. Muy completa y argumentada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Me lo apunto, con esa reseña, como que me dan ganas de leerla.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola, bonita!

    Tu reseña me ha llamado muchísimo la atención. La trama de asesinato ya me interesa, pero si lo juntamos con ciertos acontecimientos de la Guerra Civil, que es un tema que me apasiona, el resultado es que esta novela tiene todas las papeletas para convertirse en una de mis próximas lecturas.

    ¡Gracias por la reseña! ¡Me ha encantado!

    ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
  14. Hola Kayena, impresionante la reseña y muy original como la planteas. La novela reúne unas tramas muy interesantes, me pasaré por la librería pues no voy a dejarla pasar. Besos

    ResponderEliminar
  15. Kayena!

    Me gustó mucho tu reseña, sin embargo no es un libro que me llame la atención por el tipo de trama en el momento, si hubieron pequeñas cositas que lo pusieron en mi lista de nuevas lecturas futuras, así que si lo encuentro más adelante veré si me pongo con ello.
    Te cuento que no te seguía, pero ya lo resolví, gracias por pasarte por mi blog, cariños! ❤

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado mucho la novela y tu forma de explicarla, además Elia es un amor, y escuchar la novela de su voz es toda unae xperiencia, le da vida en los tonos que utiliza
    Besos

    ResponderEliminar
  17. hola,
    no es un libro que me llame demasiado asi que lo dejare pasar. Pero quiero agradecerte el pedazo de trabajo que has hecho con esta reseña, me encanta. Gracias por tu reseña
    ♥ besotes ♥

    ResponderEliminar
  18. Lo compré en la FLM y Elia es un encanto, un gustazo hablar con ella. Todavía no lo le y ya veo que estoy tardando. Una señora reseña.
    Besos

    ResponderEliminar